Porky’s (1981)

Irreverente, gamberra, natural y simpática, Porky’s no es una maravilla del séptimo arte, sino una película de adolescentes que nos hace pasar hora y media de risas con las anécdotas de un grupo de estudiantes de último curso. Un vestigio de los 80, cuando la corrección política era menos incordiante y la gente hacía chistes de Jaimito.

Lo primero que te va a llamar la atención es que algo no encaja. Se supone que los personajes están cursando sus últimos años de instituto, pero todos los intérpretes habían nacido en torno a 1955, por lo que para cuando se rodó esta película ya habían superado los 26 años y se nota. Es una de esas rarezas del cine, común por aquella época para prevenir problemas legales con menores de edad, que ya vimos con Grease, en la que un Travolta de 23 años da vida a un chaval de 17.

Yo me huelo que para los actores esto debió ser una juerga continua durante los dos meses de rodaje, lo que se nota en que ellos mismos no paran de reírse de los chistes y situaciones que se van produciendo, con unas caras de estar a punto de ahogarse a carcajadas que no se pueden disimular. Es memorable en este sentido, la reunión de entrenadores en el despacho del director para identificar a un alumno que ha espiado en la ducha de las chicas.

El propio director, Bob Clark, comentaba que había estado recopilando anécdotas de su época de instituto durante 15 años, tratando de unirlas en un guión con algo de sentido. El resultado, esa carcajada continua, ese cúmulo de bromas de adolescente en la que los chicos empiezan a jugar con los límites de la sexualidad y prueban sus primeras cervezas, es lo que se transmite al espectador, que no puede evitar una sonrisa continua al ver lo que ocurre en pantalla.

Se trata de un humor sencillo y directo. No llega a la ordinariez de Torrente, pero tampoco se queda lejos. No llega a la chispa de otras películas contemporáneas, como Aterriza como Puedas o Top Secret, pero tiene su gracia. De hecho, estuvo ocho semanas seguidas en el primer puesto de la cartelera estadounidense, sólo por debajo en la recaudación de ese año de ET de Spielberg.

Lo más curioso puede ser observar cómo han cambiado las referencias sociales. Muchos de los temas que se tocan en la película, como asumir la existencia de locales de prostitución en un pueblo o el reparto de roles, hoy son cuestionados por las políticas de género y la corrección política. Pero si observamos con detenimiento lo que ocurre, no es nada que no siga pasando hoy en día: la curiosidad por empezar a vivir y la torpeza con la que los chavales sin información tratan de afrontar esos desafíos.

Porky’s es incorrecta, simplona y anticuada. Pero qué quieren que les diga. A mí me sigue haciendo bastante gracia.

Trailer:

Porky's (1981)

5.4

Premisa

6.0/10

Guión

5.0/10

Interpretación

5.0/10

Producción

6.0/10

Música y sonido

5.0/10

Pros

  • La risa contagiosa de los protagonistas
  • Algunas anécdotas y personajes

Cons

  • Los actores son claramente mayores para sus papeles
  • El humor tosco